jueves, 28 de abril de 2011

Reglas para mejorar el acercamiento en mi familia

Es común que en el hogar nos quejemos constantemente de que mi hijo está muy alejado de mí, no me toma en cuenta, no me escucha, o que percibo a mi esposa lejos, creo que la comunicación en mi hogar no es la mejor. Pero te has preguntado qué has hecho o dejado de hacer, para permitir que esta situación llegue a este límite. Pues te daré unas reglas básicas que espero te sirvan para evitar perder la comunicación en tu hogar o restablecerla si está perdida. Nada es perfecto pero creo son reglas sencillas que pueden funcionar en conjunto o aisladamente



1.-  Comer juntos:
El compartir un momento en la mesa con la familia, padres hijos o algún otro familiar,  equivale a intercambiar algunas palabras, el saludo, la bendición de los alimentos y por supuesto el compartir los platillos, es el lugar donde nos enteramos de muchas cosas que pasan cotidianamente en nuestra vida, los planes, las siguientes vacaciones, el nuevo empleo, la dificultad en la escuela, el nuevo amigo(a). Si lo haces con frecuencia te darás cuenta el tiempo tan hermoso que se pierde cuando comemos bajo el mismo techo pero en momentos diferentes.
2.- Evitar prender la televisión:
Cuando comemos en familia, ya que  sabemos que uno de los principales distractores modernos es la Televisión,  ya que el programa, el noticiero, el juego de pelota, etc.  Atraen la atención de las personas evitando concentrarse en la conversación, tan importante en la mesa. Es un gran distractor, es un motivo de disyunción, los cuerpos aquí las mentes allá lejos. En una ocasión observaba a mi familia, estábamos compartiendo la comida con la televisión prendida, en un momento tuve que interrumpir la conversación ya que uno de mis hijas me estaba estorbando la imagen, o sea  ni estaba en la conversación ni estaba viendo la TV. También debes evitar, al momento de compartir y conversar en familia, en el área social, nosotros le llamamos Sala.  Y nada menos importante la TV prendida al momento de acostarnos a dormir, usualmente las parejas antes de dormir intercambiamos las últimas novedades del día, pero si hay un distractor como lo es la TV  puede haber prisa por recibir la última novedad del día, la cual a veces no comprendemos o sea la señal no llega a su destino, mi esposa habla pero yo no comprendo el mensaje o viceversa.
3.- Participar en juegos de mesa:
En los que compartimos unos momentos de convivencia tan estrecha, de la cual nos hemos olvidado al haber tantas distracciones. Hay tantos juegos antiguos y otros  tan modernos cuya finalidad es la misma jugar todos juntos y mencionare unos de los viejos: los naipes o baraja, serpientes y escaleras, el monopolio mundial, las damas chinas, la Lotería, etc., y nuevos:  Pictionary (éste es un juego en el que en equipos dibujan lo estipulado en una carta y los demás lo interpretan), monopolio mundial que viene en varias docenas de variantes. Y por qué no recordar el juego de pareja como al ajedrez,  en el cual podemos gastar
horas con la misma persona, lo cual sirve para conversar e intercambiar ideas, creo que estos juegos se han ido olvidando de la rutina familiar.
4.- Salir juntos el fin de semana:
 Es importante que mientras la familia está creciendo se puede compartir un tiempo juntos en actividades fuera de casa, como ir a la iglesia, al parque, a los juegos mecánicos, a la alberca, de picnic. Son momentos de compartir el sol, la lluvia, el buen y mal tiempo, el sándwich bajo el árbol, a un lado de la alberca, la luz, el sol  las nubes, donde disfrutamos la creatividad de los hijos en describir cada quien la nube y como la interpreta, el caballo,  el rinoceronte, un elefante etc.
5.- Conversar en la recamara:
Siempre he pensado que  el mantener la recamara abierta a la familia permite que sea un sitio de compartir momentos de alegría, tristeza, buenas y malas nuevas, tal vez una simple conversación. En casa de mis padres a veces nos reuníamos en la recamara principal, alrededor de ellos para conversar, sugerir, o pedir algo a nuestros padres. Por lo que debe haber un lugar intimo para la familia que a lo mejor puede ser la sala, el comedor, el jardín si cuentas con el, o en este caso la recamara principal o de los Padres.  En la cual estableceremos un sitio de interacción emocional, tan íntimo y tan de todos y cada uno de los miembros de la familia.
6.- Escuchar:
Cuantos de nosotros solicitamos ser escuchados, y le decimos a nuestros hijos: escúchame, pon atención a lo que te estoy diciendo y desea uno ser escuchado atendido y por supuesto que mis palabras se pongan en práctica. ¿Pero cuando he dicho yo? sabes te escucho hijo di lo que quieras, soy todo oídos. La interacción de escuchar y ser escuchado es fundamental, recuerda los hijos con como las ostras siempre cerrados aprovecha cuando se abran y escucha.


7.- Evita el celular:
Estar enviando o recibiendo mensajes mientras convives con tu familia es un buen momento de abstracción, estas inmerso en el teléfono, totalmente distraído. Hace unas semanas vi un video  donde varias personas diferentes, un padre con su familia, un chico con sus amigos, un joven con su novia en la playa están absortos en los mensajes de su celular y súbito las personas a su lado desaparecen y en otro escenario perciben esto y dejan el teléfono y recuperan a las personas a su lado es interesante observar como muchos de nosotros, no nos percatamos de los que estamos perdiendo. Está demostrado que una causa de distanciamiento emocional en la familia es la tecnología y una de estas es el Celular que está sonando todo el día, enviamos y recibimos mensajes de texto constantemente. Al dedicar demasiada atención a esto desvía por supuesto la atención que podría yo en este instante estar dedicando a mi familia. Hablando de tecnología también hay que recalcar que la computadora con los chateos, los juegos como el Nintendo, X-box etc., distraen tanto la atención del hijo que no hay poder humano que lo haga ganar su atención. La sugerencia es que hay que poner límites de tiempo y actividad para estos juegos de tecnología moderna
8.- Reafirmar nuestra unión familiar:
Es importante recordar las fechas como los cumpleaños, aniversarios de bodas, de empleo de noviazgo etc. Y al festejarlo con una reunión familiar en la que resaltamos el valor de que recuerdo aspectos importantes tuyos te hacen sentir  amado. La autoestima es un aspecto muy importante para estimular en la familia. Recuerda que sentías cuando tus padres te hacían un pastel el día de tu cumpleaños y te cantaban las mañanitas y a veces te daban un regalo, pues genial.
9.- Decir te amo:
 A veces se nos olvida decir la palabra mágica amor,  él te amo debe ser una parte tan integrada a nuestra vida como una calcomanía. Para mi familia  el escuchar “te amo”  acompañado de una caricia o un abrazo o un beso es tan natural, que yo me siento bien al decirlo y ellos se sienten  amados. Este  “te amo” , este lazo afectivo necesita re confirmarse constantemente ya que el lenguaje corporal puede decir lo contrario, por mi indiferencia, mi distancia, mis  distracciones  dentro de mi casa.  Que recuerdo más agradable el que mi hijo (a) o mi esposa o alguno otro familiar en algún momento del día recuerde que le expresé mi amor. Si no lo haces es momento de empezar a practicarlo.
10.-Aceptar críticas o retroalimentación:
Los momentos para compartir en familia son el  momento ideal para abrirse de capa y aceptar críticas, no todo es halago personal, o elogios mutuos, no somos perfectos por lo tanto, hay momentos en  que los miembros de la familia podemos decirnos, lo que pensamos unos de otros, en crítica constructiva, sin la intención de  provocar enfado, es mejor expresar un comentario hoy que te puede servir para mejorar en el futuro, a  quedarse callado y no compartir una forma de pensar valiosa, nada mejor intencionada que la que viene de un familiar cercano.


Para saber mas:

Dr. Enrique Mendoza López
Webmaster: CONAPEME
Coordinador Nacional: Seminario Ciberpeds-Conapeme
Av La Clinica 2520-310 col Sertoma
Monterrey N.L. CP 64710
Tel (81) 83482940, (81)81146053
Dom (81)83653314, Cel 0448183094806