miércoles, 14 de octubre de 2009

TRASTORNO NEGATIVISTA DESAFIANTE NIÑOS RETADORES

Dra. Silvia Imelda Peña Neira
Pediatra
Maestría en Psicoterapia de Niños y Adolescentes
Maestría en Psicoterapia de Pareja
Relaciones Padres-Bebé

Uno de los motivos más frecuentes que se ven en la consulta psicológica de niños es los problemas de conducta, y dentro de éstos está el trastorno negativista (antes llamado oposicionista) desafiante, que son los niños retadores.

En los niños preescolares (3 a 5 años) puede considerarse esta conducta como parte de su desarrollo, pero si no se maneja adecuadamente puede progresar a un problema de conducta mayor.

Como causas que lo producen se han descrito varias, como niños cuyos padres tienen problemas conyugales, es frecuente observar que los padres de estos niños tuvieron este mismo problema de conducta (inclusive en algunos persiste en la vida adulta) u otra psicopatología. Influyen también problemas ambientales (económicos, sociales, etc.) y se ha relacionado con el tabaquismo durante el embarazo.

Características del niño retador y de su familia

  1. El niño rebelde o retador en la familia, terminará siéndolo en la escuela también.
  2. El niño retador, se rebela ante la autoridad de la familia o de la escuela, porque piensa que tiene la capacidad de hacerlo.
  3. Generalmente estos niños provocan, tanto en la casa como en la escuela, desesperación y enojo en los adultos con autoridad, creando una relación de reto – contrareto.
  4. Podemos observar que ante mayor desesperación y enojo de los adultos con autoridad, mayor actitud retadora tendrá el niño, en ocasiones, se puede controlar la conducta del niño a través del miedo de éste, sin embargo, este control se pierde normalmente en la adolescencia, cuando el joven pierde el miedo a los padres.
  5. Es frecuente escuchar “hasta pareciera que quieres que me enoje para que estés contento o puedas obedecer”.
  6. Es un comentario común, que estos niños sean inteligentes, ya que su necesidad de retar, los hace ser ingeniosos.
  7. Se crea en la relación con los padres, un círculo vicioso que perpetúa la conducta retadora. El niño reta la autoridad, los padres se desesperan y/o enojan, lo castigan muy molestos, el niño obedece por miedo, los padres después se sienten culpables y disminuyen o eliminan el castigo, el niño siente con esto que ha ganado y vuelve a retar.
  8. Es frecuente que los padres “tiren la toalla”, es decir, dicen con frecuencia “el niño nos gana”, o “definitivamente no podemos con él”.
  9. Los padres confunden mucho el tener que poner LIMITES FIRMES con ser AGRESIVOS o DUROS con el niño.


Manejo del niño retador a través de instituir normas familiares claras.

  1. Lo más importante es que la pareja de padres esté de acuerdo con cualquier manejo de la conducta del niño. Es muy cierto que el niño sigue el dicho “divide y vencerás”.
  2. Los padres tienen que saber que hacer ante la conducta del niño, no es muy bueno estar improvisando, ni el estar confundidos.
  3. Es necesario que los padres entiendan que poner LÍMITES no es sinónimo de ser AGRESIVOS o ESTRICTOS.
  4. Es verdad que con estos niños es válido aquel dicho que dice “el que se desespera pierde”, si los padres se desesperan y enojan, por lo regular terminan perdiendo frente al hijo, por los sentimientos de culpa.
  5. No sirve contar hasta 10.
  6. La mejor forma de no desesperarse o enojarse, es que los padres, previamente, sepan que hacer ante la conducta retadora del niño, y no decidir en el momento del conflicto lo que van a hacer, es decir, no tomar decisiones “en el calor de las copas”.
  7. Es recomendable que los padres, se sienten a discutir a solas y lleguen a un acuerdo, sobre lo que van a hacer cuando el niño rete la autoridad de la familia o la escuela, es decir, tienen que definir castigos o reprimendas al niño.
  8. Es importante que el castigo no busque provocar miedo o lastimar la autoestima del niño, sino hacerle ver al niño que tiene ahora una restricción de sus actividades placenteras, pero que no lo van a dañar si no las lleva a cabo.
  9. El castigo debe ser bien definido en tiempo y cantidad.
  10. Evitar los “nunca” o “siempre”.
  11. Las reprimendas se deberán aplicar a la primera vez que se desobedezca y no esperar a que reflexione el niño.
  12. Siempre se aplican las normas que establecieron los padres, y no “a veces sí” y “a veces no”.
  13. Evitar las reprimendas que impliquen que los padres o el resto de la familia se autocastigue.
  14. No aceptar las manipulaciones del niño como el fingir demencia “se me olvido” o estar sordo “no te oí”.
  15. No castigar la descalificación de los castigos “al cabo ni quería ver la TV”, sino manejarla inteligentemente a través de una paradoja “gracias hijo por decirme que no te molesta mucho no ver tu programa preferido, eso nos deja a tus papas tranquilos de que no sufres demasiado”.
  16. No elegir castigos que estén muy retirados del día en que se tuvo problemas, ya que el niño no entiende que es consecuencia de su conducta, además de que produce sentimientos de culpa en los padres, como por ejemplo, los cumpleaños, vacaciones, Santa Clós, etc.,
  17. Es importante que el niño entienda que el castigo es consecuencia de su conducta, y no porque sus padres son malos o no lo quieren.
  18. Y para esto es importante que los padres se quiten el papel de verdugos, por lo que necesitan aplicar los castigos, responsabilizando de éstos al niño, por ejemplo, ya no decirles “yo te voy a castigar”, ahora decirles “ya te ganaste un castigo” o “ya decidiste castigarte de nuevo”.
  19. Una vez que los padres, a solas, decidieron como manejar cada conducta del niño, se habla con todos los hijos y se les dice las nuevas normas de conducta de la casa. Es con todos para evitar hacer sentir al niño retador como la oveja negra, y para evitar que sienta que las normas solo son para él.
  20. Las normas de conducta del niño, son solo para ellos y no para los padres. Estos tienen otras normas, también muy firmes y exigentes, que firmamos ante un juez y que se llama “contrato conyugal”.
  21. Las normas son habladas, no es necesario que estén por escrito.
  22. Es importante que sea abordada la conducta problemática en la escuela, en conjunto con el maestro. Pedirle a este último, un reporte semanal para que se enteren los padres del desempeño del niño, y puedan aplicar el sistema anterior. El niño deberá saber de este reporte y las consecuencias de este.

Para mas datos, contactar a la Dra. Silva en

Consultorio:
Mol del Valle, Calzada del Valle 400-1302 Col. Del Valle
San Pedro Garza García N.L.
Tel. 8378-3525
Celular 04481-8396-4713
E-mail: sptamez@gmail.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

hola Silvia, oye pues me permito solicitar de tu ayuda, ya uqe estoy preocupada y no se k hacer para ayudarle a mi hija de 5 años a ser mas respetuosa, mira te explico, mi niña tiene 5 años 6 meses, es hija unica, durante los primeros 5 años fue nieta y
sobrina unica, ella creo yo, tiene el caracter fuerte, siempre kiere mandar, no le gusta k le demos indicaciones, esto fue desde pekeña, aun asi, mi esposo y yo hemos tratado de dejarle en claro kienes son los papas y kienes son los k mandan, ultimamente, ya nos hace caras nos turce los ojos y boca, y sus manos las empuña como para hacernos saber k no le gusto algo k le dijimos o hicimos, como vez es algo con lo k no esta os dispuestos a k siga pasando, ya lei la informacion k tienes en tu pag. principal, y creo yo k hacemos muchas de las sugerencias k pones, pero nos preocupa k solo nos haga caso por miedo y no por k entienda las consecuencias, k hacemos, espero tu respuesta pronto
mi correo es lizlazaro2000@yahoo.com.mx

Anónimo dijo...

Buenas noches,


Silva me encuentro en caracas Venezuela y tengo severos problemas de conductas por parte de mi hijo de 5 años y 8 meses, quien tiene un carácter demasiado fuerte desde el día que nació,siempre lo percibí y solicite ayuda desesperada a su pediatra para que me recomendara un psicólogo infantil y lo que recibía como repuesta era que era yo quien necesitaba psicólogo, cosa que no dudo hoy en día quien no, yo he ido a todos los lugares y consigo mejorar muchos aspectos, pero otros van apareciendo y si bien logro controlarlo pues no se si es de la mejor forma, ademas que me a tocado sola luchar con esto, en casa es prácticamente un niño modelo, pero al salir de la puerta parece que quiere hacerme quedar mal en cada lugar donde vamos juntos y nik te cuento lo que hace en su escuela, mi correo es gledisvaldes@hotmail.com, me interesa muchísimo saber tu apreciación y si por alguna razón en algún momento debo ir hasta donde estas, haré el sacrificio que sea y así sera,es hijo único de mi parte, gracias por tu atencion.

CONAPEME dijo...

Les sugerimos escribirle directamente a la Dra. Silvia , Gracias.

Yumico K. Véliz dijo...

Hola, muchas gracias e impreso su post con los respectivos créditos.

Anónimo dijo...

Hola yo tengo un niño de 5 años y es un niño muy desafiante con todo el mundo en las escuelas ya k va al pre k.y a una escuela de karate y la maestra esta desesperada ya no save k hacer con el no hay dia k no me de keja ..dice k es muy inteligente pero su comportamiento lo esta atrasando ya k el quiere llevar el control y no le gusta seguir iindicaciones ..en casa obedece solo cuando nos mira enogados ..ayuda kisiera ayudar a mi niño ya k es muy pekeño y lo podemos corregir a tiempo..